Represión contra artistas revolucionarios en España

Hoy he leído una noticia que me ha sorprendido bastante. Se trata de la condena a un rapero (conocido como Valtonyc) de 3 años y 6 meses de cárcel por hacer canciones contra la monarquía. Fue acusado por injurias al Rey y por enaltecimiento del terrorismo.

El artísta Valtonyc detenido en está ocasión decía en Twitter:

Esta se suma a las recientes condenas y denuncias contra artístas revolucionarios. Entre fiscal y el policia que me detuvo, presente en juicio, repitieron 17 veces que soy de izquierdas y 9 que rapeo en catalán. ¿Es ilegal?

Como estas situaciones hay muchas más. Algunas de las más conocidas son la condena a un año de prisión a César Stawberry (cantante de Def Con Dos) por enaltecimiento del terrorismo y la condena a dos años de cárcel al rapero Pablo Hasél también por enaltecimiento del terrorismo.

Otra situación bastante alarmante fue la detención de 13 músicos pertenecientes al colectivo musical La Insurgencia en noviembre del año pasado. Según informó el Diario Octubre:

El martes 8 de noviembre, la policía nacional abordó en sus respectivas ciudades a cada uno de los 13 músicos pertenecientes al colectivo musical La Insurgencia, robándoles todo dispositivo electrónico que portasen encima y citándolos para el día 17 de noviembre a las 10:30 horas en la Audiencia Nacional de Madrid para declarar en calidad de investigados por presuntos delitos de enaltecimiento del terrorismo, de incitación al odio, de asociación ilícita y contra las instituciones del Estado.

Una de las más esperpénticas fue la detención el año pasado de dos titiriteros por interpretar una obra de títeres llamada La Bruja y Don Cristóbal. ¿Adivinad por qué fue? Por un supuesto enaltecimiento del terrorismo.

La situación de los artistas revolucionarios en el estado español es alarmante. Se está llevando a cabo una persecución a cualquier tipo de oposición al régimen español. Y todas estas condenas y persecuciones se producen en un tiempo en el que no hay atentados terroristas en España.

La reciente condena de Valtonyc irónicamente se contrapone con el trato que tienen los miembros de la Casa Real frente a la «Justicia». Es muy curioso el caso Noós, en el que la infanta Cristina de Borbón (la hermana del rey) y su marido defraudaron más de quince millones a la Hacienda pública. En este caso, la infanta Cristina de Borbón no fue condenada (parece ser que la Infanta no se enteraba de nada, ni siquiera de lo que firmaba), y su marido fue condenado a seis años de prisión.

Alcalde mafioso Àngel Ros contra la libertad de expresión

Àngel Ros es el alcalde de Lleida. No tiene reparo en homenajear a fascistas ni en censurar a quienes le critican. Invierte mucho dinero en pagar a periódicos para lavar su imagen después de sus pueriles fechorías.

Àngel Ros homenajea al fascista Hellín

La última víctima de este personaje ha sido la libertad de expresión. La censura se ha hecho válida, gracias a la fiscalía, contra una canción de crítica al alcalde. El escrito al juez pedía «medidas urgentes y cautelares que eviten la difusión del vídeo por las redes sociales» argumentando que «el contenido del vídeo atenta contra la persona del alcalde, su honor y su familia, pudiendo además ser un delito de los ». La fiscalía pide 1 año y 3 meses de prisión para Pablo Hasél y Ciniko (nombres artísticos), que tendrán el juicio el 23 de noviembre de este año.Àngel Ros contra la libertad de expresión

Aquí podéis escuchar la canción satírica.

Uno de los raperos, Pablo Hasél, responde: «Dice sentirse amenazado por una canción, es cuanto menos ridículo. En todo caso le molestan las verdades incómodas que se dicen, sobre todo cuando cada vez más lo tienen calado y saben cómo las gasta este cacique especulador. Nosotros nos sentimos amenazados por sus políticas llevadas a los hechos, por eso nos sentimos peor que amenazados, nos sentimos jodidos por la miseria y precariedad que crean. Por ello tenemos rabia y por ello lo hemos denunciado. No son amenazas de muerte, es decir lo que creemos que merece y si ni siquiera se puede desear algo a alguien, es que en este Estado no hay libertad ni para sentir». Las rimas más agresivas son las que desean la muerte al edil, como «Te mereces un tiro» o «se merece un navajazo en el abdomen».

«El alcalde Àngel Ros me ha denunciado por una canción. La canción se titula Menti-Ros y está sacada con el grupo Prozaks en clave medio cómica denunciando sus prácticas mafiosas en el ayuntamiento y sus políticas contra la justicia social. La canción es junto a un compañero y la cruzada del alcalde contra mí es tal, que hasta me ha denunciado por frases suyas. Pero que no se equivoque, yo también defiendo la libertad de expresión de mi compañero y no escurriré el bulto por esas frases. No le basta con prohibirme conciertos como hizo recientemente en las fiestas mayores obligando a quienes me habían contratado a no dejarme subir al escenario, ahora la inquisición llega al punto de exigir que borre una canción. Tampoco le basta con mandar a sus Mossos D’Esquadra a detenerme en medio de un restaurante por defenderme de la agresión de unos nazis».

Así pretende este señor silenciar a quienes le critican. Incluso ha recibido acusaciones de corrupto de su propio partido (cesó de su cargo a la denunciante). En vez de como un alcalde, actúa como un cruel empresario que, según parece, gana cientos de miles euros con operaciones de dudosa reputación con su antiguo jefe en la Caixa, rodeado de denuncias de fraude, mientras la mitad de los jóvenes de su ciudad están en el desempleo.

Àngel Ros corrupto y ladrón

El alcalde de Lleida dice tener miedo, a pesar de ir siempre acompañado de escoltas, y se siente una víctima, tanto que ha pedido también una orden de alejamiento. Una persona que utiliza la vida pública para hacerse rico debería ser capaz de asumir alguna crítica. A mí me parece deplorable denunciar a unos raperos por componer una canción y al mismo tiempo alabar a reyes corruptos. A miles de familias han dañado sus políticas, muchas de ellas desean que este personaje muera (quizá con razón o quizá no). ¿Pero puedes decirlo si el Estado español te condena por ello? Yo opino que hay que denunciar todo ataque contra la libertad de expresión y Pablo Hasél también: «No ha topado con un joven sumiso, ha topado con un joven dispuesto a denunciarlo y a defender la libertad de expresión. Ceder ante su inquisición sería renunciar a nuestro derecho a decir lo que pensamos y a tener rabia ante las injusticias de las que se lucra».

Es necesario denunciar estos hechos porque el siguiente censurado puede ser cualquiera. Por favor, protestad contra este alcalde compartiendo este artículo y luchando en las calles. Enviad también una crítica o pedidle al alcalde la retirada de la denuncia a través de su dirección de contacto: http://alcalde.paeria.cat/es/contacta.aspx. Asimismo, protestad en contra del uso del software privativo (Flash) en el sitio web del ayuntamiento de Lleida (un portal que solo debería utilizar software libre al ser público).

A continuación, dejo varias de las fuentes de información utilizadas: