Saltar muros de pago de periódicos

Muchos periódicos muestran muros de pago que nos impiden ver el contenido completo de los artículos. Existen, sin embargo, algunos trucos para evitarlos.

Una extensión útil para el navegador que nos permite saltar esos muros de pago es Bypass Paywalls Clean. Esta extensión funciona para sitios web populares, y pueden añadirse fácilmente otros. ¿Cómo funciona? Básicamente, la extensión usa trucos como desactivar el JavaScript, desactivar las cookies o cambiar el agente de usuario al de una araña web conocida (como Googlebot).

No hace falta instalar la extensión anterior si no quieres. Sigue leyendo para conocer al detalle los trucos que se pueden usar para evitar gran parte de los muros de pago.

Continúa leyendo Saltar muros de pago de periódicos

Manifiesto por la guerrilla del acceso abierto

La información es poder. Pero como todo poder, hay quienes quieren preservarlo solo para ellos. Todo el patrimonio cultural y científico del mundo, publicado durante siglos en libros y publicaciones, está siendo digitalizado y cerrado por un puñado de empresas privadas. ¿Quieres leer publicaciones que presentan los resultados científicos más conocidos? Tendrás que enviarle un montón de dinero a editoriales como Reed Elsevier.

Hay quienes luchan por cambiar esto. El movimiento por el acceso abierto ha luchado valientemente para asegurarse de que los científicos no cedan su derecho de autor, sino que en su lugar se aseguren de que su trabajo se publique en Internet, bajo términos que permitan su acceso a cualquiera. Pero incluso en los mejores escenarios, su trabajo solo servirá para cosas que se publiquen en el futuro. Todo lo que existe hasta este momento se habrá perdido.

Ese es un precio muy alto por el que pagar. ¿Obligar a los académicos a pagar dinero para leer el trabajo de sus colegas? ¿Escanear bibliotecas enteras y solo permitir leerlas a la gente en Google? ¿Proporcionar artículos científicos a quienes están en universidades selectas en el primer mundo y no a los niños del sur global? Es indignante e inaceptable.

«Estoy de acuerdo», dicen muchos, «¿pero qué podemos hacer? Las empresas tienen los derechos de autor, ganan enormes cantidades de dinero cobrando por el acceso, y es completamente legal —no hay nada que podamos hacer para detenerlas—». Pero sí hay algo que podemos hacer, algo que ya se está haciendo: podemos contraatacar.

Vosotros con acceso a estos recursos —estudiantes, bibliotecarios, científicos—, os han dado un privilegio. Podéis alimentaros de este banquete del conocimiento mientras el resto del mundo no puede entrar. Pero no es necesario —de hecho, moralmente no podéis— que mantengáis este privilegio solo para vosotros. Tenéis el deber de compartirlo con el mundo. Y lo habéis hecho: intercambiando contraseñas con colegas, rellenando solicitudes de descarga para amigos.

Mientras tanto, quienes han sido bloqueados no están de brazos cruzados. Os habéis colado por agujeros sigilosamente y habéis trepando vallas, liberando la información encerrada por las editoriales y compartiéndola con vuestros amigos.

Pero todas estas acciones se llevan a cabo en la oscura y oculta clandestinidad. Las llaman robo o piratería, como si compartir la riqueza del conocimiento fuera el equivalente moral de saquear un barco y asesinar a su tripulación. Pero compartir no es inmoral —es un imperativo moral—. Solo quienes están cegados por la codicia se negarían a que un amigo hiciera una copia.

Las grandes empresas, por supuesto, están cegadas por la codicia. Las leyes bajo las que operan lo exigen —sus accionistas se rebelarían por menos que eso—. Y los políticos a los que han sobornado las respaldan, aprobando leyes que les dan el poder exclusivo de decidir quién puede hacer copias.

No hay justicia en el cumplimiento de leyes injustas. Es hora de salir a la luz y, siguiendo la noble tradición de la desobediencia civil, declarar nuestra oposición a este robo privado de la cultura pública.

Necesitamos tomar la información, dondequiera que esté guardada, hacer nuestras copias y compartirlas con el mundo. Necesitamos tomar las cosas que están libres del derecho de autor y añadirlas a este archivo. Necesitamos comprar bases de datos secretas y ponerlas en la Red. Necesitamos descargar revistas científicas y subirlas a redes de intercambio de archivos. Necesitamos pelear por el acceso abierto de guerrilla.

Con suficientes de nosotros, alrededor del mundo, no solo enviaremos un mensaje fuerte que se oponga a la privatización del conocimiento; haremos que sea una cosa del pasado. ¿Te unes a nosotros?

Aaron Swartz

Julio de 2008, Eremo, Italia

La competencia informacional en la «sociedad de la información»: problemas y soluciones

1. Introducción

La competencia informacional tiene una gran importancia en la sociedad actual, en la que la vida de las personas está mediada por tecnologías de todo tipo y hay una ingente cantidad de información a su disposición. El objetivo de este ensayo es presentar esta importante cuestión, analizar brevemente cuál es la situación actual y determinar cómo mejorar las competencias de quienes integran nuestra sociedad.

Continúa leyendo La competencia informacional en la «sociedad de la información»: problemas y soluciones

Instalar servidor Nginx con PHP en Debian 11

En este artículo enseño cómo instalar un servidor Nginx que pueda ejecutar programas de PHP en Debian 11.

Primero hay que instalar los siguientes paquetes:

sudo apt install nginx php php-fpm

A continuación, hay que descomentar las siguientes líneas del archivo de configuración predeterminado de Nginx (/etc/nginx/sites-available/default):

#location ~ \.php$ {
#   include snippets/fastcgi-php.conf;
#
#   # With php-fpm (or other unix sockets):
#   fastcgi_pass unix:/run/php/php7.4-fpm.sock;
#   # With php-cgi (or other tcp sockets):
#   fastcgi_pass 127.0.0.1:9000;
#}

Quedando así1:

location ~ \.php$ {
    include snippets/fastcgi-php.conf;

    # With php-fpm (or other unix sockets):
    fastcgi_pass unix:/run/php/php7.4-fpm.sock;
    # With php-cgi (or other tcp sockets):
    #fastcgi_pass 127.0.0.1:9000;
}

Luego hay que comprobar si la sintaxis del archivo de configuración es correcta con sudo nginx -t. Si no da error, iniciamos el servicio de Continúa leyendo Instalar servidor Nginx con PHP en Debian 11

Snaps en Ubuntu: menos seguridad y actualizaciones automáticas

Con su nueva versión 22.04, que será publicada el 21 de abril, Ubuntu hará que más programas usen paquetes Snap en vez de los .deb. Estos paquetes se actualizan de forma automática sin pasar por una fase de prueba como sucede con los paquetes de Debian y otras distribuciones. En el caso del paquete de Firefox, es el equipo de Mozilla (no Ubuntu) quien decide cómo y cuándo se actualiza el navegador.

Firefox es software libre, pero incluye componentes privativos como Pocket. Mozilla puede mediante Snap añadir otros componentes parecidos y funcionalidades desagradables.

Los Snaps tienen algunas ventajas: permiten empaquetar un programa con todas sus dependencias, funcionan en cualquier distribución, etc. Sin embargo, ralentizan el proceso de arranque, son mucho más lentos cuando se ejecutan por primera vez, ocupan más espacio (pues contienen en ellos bibliotecas que podrían usarse por varios programas), su repositorio predeterminado («tienda») es privativo, requiere el uso de systemd, etc.

Si el uso de los Snaps fuera opcional en Ubuntu, no habría tanta controversia, pero Ubuntu los ha impuesto para varios paquetes, para los que ya no existe una alternativa .deb.