El software libre es mejor que la alquimia

¿Resulta difícil explicar las ventajas del software libre a personas que no entienden de ordenadores? Del mismo modo que no hay que ser periodista para entender los beneficios de la libertad de prensa, no hay que ser programadora para entender los beneficios del software libre.

Continúa leyendo El software libre es mejor que la alquimia

Cómo explota Google con CAPTCHAs

Un CAPTCHA es una prueba que se realiza para diferenciar ordenadores de humanos. Se usa principalmente para evitar mensajes basura (en inglés llamados spam).

Un programa que realiza esta prueba es reCAPTCHA, que fue publicado el 27 de mayo de 2007 y adquirido por Google en septiembre de 2009. Dicho programa es utilizado en páginas web de todo el mundo.

reCAPTCHA se ha utilizado mucho para digitalizar textos gracias al trabajo gratuito de millones de usuarios, quienes son capaces de identificar palabras incomprensibles por los ordenadores. La gran mayoría no sabe que Google se está aprovechando de su trabajo; a otras personas no les importa.

Continúa leyendo Cómo explota Google con CAPTCHAs

Represión contra artistas revolucionarios en España

Hoy he leído una noticia que me ha sorprendido bastante. Se trata de la condena a un rapero (conocido como Valtonyc) de 3 años y 6 meses de cárcel por hacer canciones contra la monarquía. Fue acusado por injurias al Rey y por enaltecimiento del terrorismo.

El artísta Valtonyc detenido en está ocasión decía en Twitter:

Esta se suma a las recientes condenas y denuncias contra artístas revolucionarios. Entre fiscal y el policia que me detuvo, presente en juicio, repitieron 17 veces que soy de izquierdas y 9 que rapeo en catalán. ¿Es ilegal?

Como estas situaciones hay muchas más. Algunas de las más conocidas son la condena a un año de prisión a César Stawberry (cantante de Def Con Dos) por enaltecimiento del terrorismo y la condena a dos años de cárcel al rapero Pablo Hasél también por enaltecimiento del terrorismo.

Otra situación bastante alarmante fue la detención de 13 músicos pertenecientes al colectivo musical La Insurgencia en noviembre del año pasado. Según informó el Diario Octubre:

El martes 8 de noviembre, la policía nacional abordó en sus respectivas ciudades a cada uno de los 13 músicos pertenecientes al colectivo musical La Insurgencia, robándoles todo dispositivo electrónico que portasen encima y citándolos para el día 17 de noviembre a las 10:30 horas en la Audiencia Nacional de Madrid para declarar en calidad de investigados por presuntos delitos de enaltecimiento del terrorismo, de incitación al odio, de asociación ilícita y contra las instituciones del Estado.

Una de las más esperpénticas fue la detención el año pasado de dos titiriteros por interpretar una obra de títeres llamada La Bruja y Don Cristóbal. ¿Adivinad por qué fue? Por un supuesto enaltecimiento del terrorismo.

La situación de los artistas revolucionarios en el estado español es alarmante. Se está llevando a cabo una persecución a cualquier tipo de oposición al régimen español. Y todas estas condenas y persecuciones se producen en un tiempo en el que no hay atentados terroristas en España.

La reciente condena de Valtonyc irónicamente se contrapone con el trato que tienen los miembros de la Casa Real frente a la «Justicia». Es muy curioso el caso Noós, en el que la infanta Cristina de Borbón (la hermana del rey) y su marido defraudaron más de quince millones a la Hacienda pública. En este caso, la infanta Cristina de Borbón no fue condenada (parece ser que la Infanta no se enteraba de nada, ni siquiera de lo que firmaba), y su marido fue condenado a seis años de prisión.

Crackeada la página web del Club Bilderberg

Los crackers que han tomado el control de la página web del Grupo Bilderberg han dejado un mensaje. Podéis ver una versión de la página web el día 31 de diciembre de 2016 en la Wayback Machine: http://web.archive.org/web/20161231171649/http://bilderbergmeetings.org/.

El mensaje se compone de una llamada al público en general para que tome conciencia y de una advertencia a este grupo de capitalistas elitistas.

Desarrolladores ingratos

cr1 cr2

Nunca me había pasado que alguien despreciara los errores que le señalara ni rechazara mis contribuciones a pesar de ser correctas. Anteriormente, incluso cuando me equivoqué al hacer una corrección, siempre me respondieron más amablemente.

En particular, a dicho personaje le señalé un error y pasó de él excusándose diciendo que se trataba de un componente que usa el proyecto pero no forma parte de él. Esto es una escusa pésima, ya que el error afecta a su proyecto. En contraposición, los desarrollares del fork de gogs para notabug.org y Unknown Horizons (por poner ejemplos que conozco de primera mano) hacen lo correcto: han sido notificados varios errores de los que no tenían la culpa directamente, pero hasta que no los corrigieron colaborando con el otro proyecto o actualizaron a una versión del software sin los errores, no cerraron los tiques (también llamado issues). Es absurdo ignorar los problemas por pequeños que sean, y más cuando te afectan, pues forman parte de las dependencias de tu proyecto. Al idiota que os he mencionado le arreglé el error a dicho proyecto (aunque el individuo cerró la incidencia antes de que lo hiciera).

Al individuo, también le avisé en otro tique de que la licencia Creative Commons no sirve para el código y le insté a que usara una que tuviera validez para el software. La licencia Creative Commons sirve para el contenido de un libro, sitio web, etc., no para el código fuente.

Lo más extraño fue que aún habiéndole dicho esto mostrándole las explicaciones de los propios creadores de la licencia, volvió a ignorar el tique irresponsablemente. En resumen, pasó de los dos errores que le mostré y me contestó con desprecio. Exactamente lo contrario a lo que estoy acostumbrado y lo que me ha pasado con otros equipos de desarrollo.

En el equipo de desarrollo de Unknown Horizons del que formo parte siempre nos agradamos de que alguien contribuya a nuestro proyecto y le agradecemos su trabajo, aceptamos con gusto correcciones de nuestros errores, les aclaramos cosas que no entienden y ayudamos a los colaboradores a terminar las mejoras que han empezado. Siempre estamos agradecidos y les respondemos amablemente porque son nuestros amigos, ya que nos ayudan recibiendo poco o nada a cambio.

Si por el contrario, una persona que colabora con un repositorio se encuentra con un equipo de desarrolladores que son incapaces de admitir sus errores y que responden altivamente, siente que no tiene sentido perder el tiempo en volver a ayudar a personas con el síndrome de Estocolmo que van a despreciar e insultar su buena voluntad.